Un postre para todos los públicos

Un postre para todos los públicos

yogurt-con-miel-y-nueces

En ADD Informática llevamos dándole vueltas varios días a cuál podría ser la primera noticia a publicar libre de contenido navideño del año. Y es que la resaca de las Navidades es de esas que dura un tiempo. Sobre todo en nuestro cuerpo, donde los excesos de los últimos días se han instalado, resistiendo a marcharse y recordándonos cada vez que los vemos, o nos pesamos, cosas tales como “ahora ejercicio a tope!”, “Se acabó el dulce por completo” “A partir de ahora ensaladita para cenar y, como mucho, un trocito de queso fresco”. Y claro, y al final a pagarlo nuestro cuerpo por partida doble, primero con “el exceso” y ahora con “el defecto”. ¿Triste, no?

Sí, hasta que vimos hace unos días a nuestra compañera Silvana a la hora de comer que mientras se comía una ensaladita con queso fresco le oímos decir “Estoy deseando acabar de comer para comerme un nuevo postre que he descubierto y que es super sano, dulce y apenas engorda”. Imagínense a todos los que estábamos allí con ella, nuestra cara de sorpresa e incredulidad. De inmediato clavamos nuestras miradas sobre ella y la exhortamos con un: ¡¡¡Cuéntanoslo, pero YA!!!. Y et voila! que después de su explicación y, sobre todo, después de probarlo, hemos pensado que nada mejor que compartirlo con vosotros para que los disfruteis solos o en compañía e incluso podáis incorporarlo al menú de vuestros Centros (con pequeñas alteraciones según dietas de Residentes).

YOGUR NATURAL CON MIEL Y NUECES

Para una ración:

Yogur natural desnatado sin azúcar ni edulcorantes (recomendamos el que viene a granel en envases de 500 grs. o 1 kilo).

yogur

Miel o azúcar natural de caña sin refinar (para quienes ésto no puedan ni probarlo, pasamos al edulcorante artificial y, para los más disciplinados, sin nada).

Miel2

Nueces peladas (la cantidad equivalente a 3 nueces con cáscara).

nueces

Os contaremos la preparación tal y como nos la contó Silvana que, muy seria, nos dijo que aunque probablemente el orden de los factores, ingredientes en este caso, no alteraba el producto, ella siempre lo hacía así. Y en especial en lo que se puso muy firme fue que lo mejor, era tomárselo en recipiente de cristal transparente. ¿Si es de cristal pero opaco sirve?, le preguntamos. Su respuesta fue tajante: NO.

De modo que, pones la cantidad de nueces indicada hechas a trocitos pequeños en el recipiente o vaso de cristal transparente. A continuación, y para esta cantidad de nueces, añades unos 150 grs del yogur especificado. Le pones 2 cucharaditas de café del azúcar de caña sin refinar o un chorrito de miel al gusto. A continuación mueves el yogur para mezclarlo con el azúcar o la miel pero sin meter la cuchara hasta el fondo para no incorporar todavía las nueces. Cuando ya están bien mezclados el yogur y la miel o azúcar entonces ya metes la cuchara hasta el fondo e incorporas las nueces. Ahora ya te imaginarás el siguiente paso: probarlo.

Quizá hayamos puesto las expectativas muy altas para un postre que, como Silvana admitió: “al principio no resultó ser tan extraordinario”. Pero una vez conocidas las propiedades de sus ingredientes y las “pocas calorías” en relación con otros postres dulces, cada vez, sabe mejor. Especialmente ahora después de Navidades, donde nuestro cuerpo es aún más agradecido con cualquier tregua a las restricciones.

PROPIEDADES DEL YOGUR NATURAL

El yogurt pertenece al grupo de los probióticos. Este grupo alimenticio contiene colonias de microorganismos vivos que reportan una influencia positiva sobre el organismo.

Sus propiedades antimicrobianas mejoran y restauran la flora intestinal.

Contribuye a estimular el sistema inmunológico.

Contribuye en la prevención de la anemia y la desnutrición gracias a su alto valor nutricional.

Ayuda a prevenir la osteoporosis: el consumo de yogurt aporta un 70% del calcio necesario en cualquier dieta.

PROPIEDADES DE LA MIEL

La miel natural está compuesta por minerales como sodio, potasio, magnesio, calcio, hierro, manganeso, cobre, fósforo, zinc, selenio, vitaminas A, C y del complejo B. Tiene propiedades alimenticias y curativas que se conocen desde la antigüedad.

Es considerada tónica y relajante al favorecer la absorción de triptófano, sustancia precursora de la serotonina, inductora del sueño. Por ello, la miel combate el insomnio.

Se le considera un reconstituyente cerebral por su contenido en sodio, hierro y fósforo, indispensables para el buen mantenimiento del sistema nervioso.

El consumo regular de la miel mejora la asimilación de otros alimentos por ser muy digestiva. Sus propiedades suavizantes y antisépticas, la convierten en un excelente auxiliar en el tratamiento de gripe, garganta irritada y dolor muscular.

PROPIEDADES DE LAS NUECES

Contienen una gran cantidad de minerales y vitaminas muy útiles para mantenernos saludables y activos. También aportan una cantidad importante de antioxidantes, lo que beneficia a las células.

Aportan a quienes las consumen frecuentemente, proteínas, vitaminas del grupo B, vitamina A, aminoácidos (como la lecitina) y ácidos grasos omega-3, los cuales aportan muchos beneficios al consumirlos, pues ayudan a reducir el colesterol ‘malo’ que podemos tener en nuestra sangre.

Si quieres leer más propiedades sobre las nueces:

http://www.mujerhoy.com/salud/dietas/nueces-beneficios-cerebro-omega-840637112014.html

http://www.muyinteresante.es/salud/articulo/cinco-razones-para-comer-nueces-antioxidantes-salud

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

INICIAR SESIÓN